Como afrontar la depresión postvacacional

post-vacaciones

 

Tras estas disfrutadas y largas vacaciones, la vuelta al trabajo se vuelve mucho más cuesta arriba de lo que debería, eso unido al ambiente frío del invierno y lo corto que son los días, muchas personas caen en lo que llamamos “depresión postvacacional”. La vuelta al trabajo tras unos días tan familiares y donde en muchos casos conlleva un largo tramo de separación entre la familia y el lugar de residencia hace que nuestro estado de ánimo decaiga, haciendo que el día a día sea algo más insoportable. Hoy os traemos unos cuantos consejos para superarlo:

 

1- Arranca poco a poco.

Aprovecha los primeros días del trabajo para ponerte al día, no intentes llevar el ritmo de trabajo que llevabas justo antes de irte de vacaciones, ya que pese a que llegas con las pilas cargadas, probablemente tengas la mente demasiado alejada del trabajo como para poder trabajar a destajo. Comenta con tus compañeros de trabajo lo bueno de estas vacaciones y poco a poco enfoca tu mente hacia el trabajo, sin olvidar lo bueno de aquellos días.

 

2- Desahógate con los tuyos.

Queda con un amigo o con un familiar y desahógate con él, de esta manera verás que no estás solo en esto y que realmente son fechas en las que cuesta volver a la rutina. Al hablar con tus compañeros de trabajo verás como comparten ese mismo sentimiento, y si alguno de ellos es veterano en su puesto, seguro que sabrá darte unos consejos ideales para esta situación.

 

3- Realiza actividades que te gusten en tu tiempo libre.

La vuelta al trabajo no es el fin del mundo, recuerda que continúas teniendo una serie de horas libres cada día e incluso días libre a la semana, aprovéchalos al máximo haciendo que tu mente tenga algo más allá del trabajo, pensando “pues hoy al acabar voy a hacer esto”, de esta manera tu mente tendrá como objetivo algo ajeno al trabajo, haciendo que este únicamente sea un trámite hasta llegar a dicho objetivo, verás como así el reloj corre un poco más rápido.

 

4- Mejora tu puesto de trabajo.

Muchas veces el estado de ánimo decae porque el trabajo no es del todo lo que buscábamos, y no se consigue estar a gusto en él, siendo más incomodo todavía tras llegar de una época tan buena como son las vacaciones. ¿Se puede mejorar tu puesto de trabajo de alguna manera? Pues hazlo, coloca una foto de tu familia en tu escritorio de la oficina, camión o taquilla, de esta manera no te sentirás solo en tu trabajo, si no que en una parte, sabes que tu familia está contigo y te apoya en tu trabajo. En casos más extremos, quizás debas replantearte si ese es el trabajo que deseas, y la posibilidad de ponerte manos a la obra para obtener uno mejor.

 

5- Mantén una actitud positiva.

La depresión viene muy unida a la mentalidad negativa, ya que somos incapaces de contemplar lo bueno de la vida y todo lo malo nos va hundiendo. Piensa que si has disfrutado de unos días tan estupendos es que tienes gente genial a tu alrededor, y que tu trabajo es una fuente de ingresos y de mejora personal enorme, por lo que has de dar las gracias de que cada día te puedas levantar y decir “voy a trabajar”, porque eso te hará mejorar como persona y te permitirá tener una vía de ingresos para subsistir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.